sábado, 24 de marzo de 2012

La Prolongación de La Castellana (2ª Parte)

El Área de Planeamiento Remitido APR 08.03 "Prolongación de la Castellana" es una macro operación urbanística “compleja” que, en mi opinión, no goza de las garantías de tutela efectiva para asegurar que un ámbito de 3,2 millones de metros cuadrados de suelos públicos, situados en una de las zonas de la ciudad con mayor proyección de futuro económico, se desarrollará respetando las condiciones necesarias para la utilización del suelo de acuerdo con el interés general e impidiendo la especulación como obliga la Constitución Española en su Artículo 47. Más bien está sucediendo todo lo contrario unos pocos se están apoderando de las mayores plusvalías.

Como adelantaba en mi entrada al blog del Lunes 9 de enero de 2012, sería más conveniente decidir la resolución de la concesión inicial, sobre solo 0,61 millones de metros cuadrados (19,06%), dado los plazos transcurridos (+19 años), las numerosas irregularidades denunciadas por los afectados, las ilegalidades ya puestas en evidencia ante los Tribunales de Justicia (Casos WINKEL y TROME), las que quedan por resolver y la situación de crisis por las que el país atraviesa que la hacen de todo punto inviable e ilusoria.

El objeto de esta entrada y de otras que le seguirán, es aclarar estas razones, para contrarrestar al menos la opacidad que autoridades y medios convencionales están teniendo sobre la #OperacionChamartin desde sus comienzos y que, en suma, es un indicio más de la falta de tutela sobre la misma, del Consejo Rector del Consorcio Urbanístico, lo que deja como única alternativa ciudadana, si no se toman de inmediato las medidas adecuadas, la opción de ejercer la “acción pública” existente en el urbanismo.

Los datos que se reflejaran a continuación, son el fruto de muchos años de trabajo de los ciudadanos “afectados”, de una forma u otra somos tod@s afectados al faltar el interés general que nunca se justificó para prolongar la concesión inicial. Somos pues los ciudadanos los que soportamos a nuestras espaldas la enorme carga de la lucha contra la trama organizada de la #corrupciónurbanistica , ante la pasividad ó la falta de tutela de las administraciones responsables que, por decirlo de forma suave, han preferido mirar para otro lado con la excusa de tratarse de una operación privada, cuestión esta con la que no podemos estar de acuerdo.

Se trata de suelos públicos que en su mayoría un día fueron expropiados para atender el interés general y sobre los que sus antiguos propietarios o descendientes ostentan unos “derechos de reversión” en el caso de cambio de uso que contempla la Legislación de expropiación forzosas o bien de los nuevos “derechos de reversión urbanística” en el caso de plusvalías generadas por operaciones inmobiliarias lucrativas de las que se benefician ciertos “avispados” y “avisados” particulares recién llegados, ajenos a sus originales y legítimos propietarios a los que se les ha desprotegido[1], presionado o incluso despreciado públicamente, en algunos casos, con el objetivo de facilitar el apoderamiento de sus bienes o derechos por esos terceros “avispados”. Son varios los inmuebles en que esto ha quedado demostrado y muchos más los que están en curso de serlo. Este proceso sería más eficaz y rápido o no sería necesario si las autoridades competentes no hubiesen mirado para otro lado y hubiesen cumplido los mínimos protocolos legalmente exigibles.

Se nos podrá decir que lo que se ha hecho es todo “legal”, no voy a entrar en los terrenos de ese argumentación tan usada como patética, y falta de toda ética, que solo podemos encuadrar dentro de lo que es la trama urbanística madrileña con casos tan sonados como la esquina del Real Madrid, el convenio con el Atlético de Madrid, el Caso Aravaca, los #apartamentosturisticos , la privatización de la Funeraria, las recalificaciones de la M-40, la antigua Ciudad deportiva del Real Madrid, las recalificaciones del Estadio Vicente Calderón-Mahou, o recientemente los Convenios para la ampliación del Estadio Santiago Bernabéu o la penúltima recalificación de la Esquina[2] del Estadio Santiago Bernabeu que tanto está dando de sí, urbanísticamente hablando. Los fallos judiciales “firmes” que se han producido ya, no dejan lugar a dudas y quedan otros por salir y muchos más que saldrán cuando se ponga en marcha la acción pública.

Es innegable que, independientemente del azar de las causas legales, entabladas hasta la fecha, con mayor o menor éxito, por algunos de los reversionistas, se evidencia la existencia de un trato desigual[3] que atenta contra los más elementales principios que deben regir en una economía democrática del siglo XXI y esto es intolerable, si hay derechos deben ser concedidos a todos los que los acrediten y no solo a los recomendados, por mucho que esta recomendación sea política , de un alto funcionario o de quién tenga la posibilidad de interferir en la Operación, esto no es de recibo.

Todo lo que ha sucedido denota falta de tutela y existencia del amparo para ciertos privilegios. Falta de tutela que ha permitido la existencia de una trama organizada, al menos una ya está desvelada, que se ha dedicado durante años a la falsedad y la estafa según ha quedado probado en los Tribunales de Justicia[4] con el Caso WINKEL y sin que las autoridades municipales se hayan percatado de la misma o peor aún se hayan resarcido hasta la fecha, no nos consta que se hayan ejecutado cabalmente las sentencias, de los daños sufridos por el erario público que no olvidemos es nuestro, es decir de tod@s los madrileños.

Es curioso y llama la atención, el hecho de que ningún medio tradicional (a todos ellos se les ha hecho llegar la noticia por los vecinos) haya publicado la noticia del ingreso en prisión, tras habérseles negado el indulto por el Consejo de Ministros de fecha 01/07/2011[5] de los tres componen